Una agradable excursión por la Rambla de Castro en Tenerife

Explore. Dream. Discover.

Join us on this amazing adventure...

Sunny day during our excursion through Rambla de Castro in Tenerife

Una agradable excursión por la Rambla de Castro en Tenerife

El día no se presentaba tan maravilloso como el resto de fines de semana que hemos tenido en enero en Tenerife, pero después de un momento de indecisión gran parte de los amigos que nos íbamos a reunir para hacer una pequeña caminata por Rambla De Castro en Tenerife nos animamos y salimos… ¡menos mal!! Porque el día no fue bueno… ¡fue mejor!!!

Se veía perfectamente la costa con el mar bastante tranquilo para ser el norte y todo ello bajo un cielo claro y casi completamente despejado. Un clima perfecto para caminar sin tener demasiado calor.

Conducimos los coches a Los Realejos y aparcamos los coches en el Mirador de San Pedro en el comienzo del sendero de Rambla De Castro en Tenerife, y dimos tiempo para que llegaran todos los que habíamos quedado… en total fuimos 12.

Family Travel Secret
Este paseo por Rambla De Castro en Tenerife es apto para cualquier edad, ya que en nuestro caso nos reunimos padres de familia de niños de 5 años y otros de casi 3, también parejas, un jubilado y hasta dos perros, uno de ellos un cachorro de seis meses… Rubble

Empezamos el camino bajando una pendiente empedrada desde donde tuvimos una visión privilegiada del gran palmeral, de las plataneras y de la abrupta costa de Los Realejos.

Family Travel Secret
La rambla de Castro en Tenerife es un paraje natural protegido que tiene una extensión de 45,9 hectáreas con una gran variedad y riqueza paisajística y vegetal.

Después de pasar por unas pasarelas de madera bajo los árboles y los niños juguetear con el agua de los canales, llegamos a la gran casona y de allí en uno de los tantos bordes del acantilado vimos una preciosa estampa de la costa.

Incluso Noah se detuvo por un momento y comenzó a contemplar el paisaje durante nuestra excursión por la Rambla de Castro en Tenerife

Continuamos el paseo por Rambla De Castro en Tenerife pasando por parte del palmeral y luego llegar a otro precioso y amplio mirador, desde donde se podía ver el fortín de San Fernando (finales del siglo XVIII), aún con tres de los cinco cañones que solían tener para defenderse de los ataques piratas.

The views during the excursion through Rambla de Castro Tenerife were simply amazing

The views during the excursion through Rambla de Castro Tenerife were simply amazing

Luego continuamos por una de las zonas más complicadas para los niños, ya que tras pasar un puente sobre un barranco nos tocó subir una gran pendiente. Aunque la recompensa fue la de deleitarnos con otra gran imagen de la costa y ese mar de azul intenso característico de la zona norte de la isla. La vegetación en esta zona es muy árida y característica canaria.

El paseo por Rambla De Castro en Tenerife nos siguió conduciendo por el borde de la costa, pero con algunos núcleos urbanos más cercanos al mismo. Al llegar al segundo e impresionante puente pasamos muy cerca de una de las imágenes emblemáticas de este paseo: la estación hidráulica del elevador de aguas de Gordejuela.

Family Travel Secret
El elevador de aguas de Gordejuela es impresionante no solo por la locación en la que se encuentra construido (70 metros a nivel del mar), sino por su interesante historia ya que data de 1906 y tuvo la primera máquina de vapor de la isla. Sirvió para impulsar el agua que surgía de la Gordejuela para el regadío de las zonas de cultivo de La Orotava.

Las vistas durante la excursión por la Rambla de Castro en Tenerife eran simplemente increíble

Después de un rato continuamos nuestro paseo que nos llevó hasta la playa de los Roques, que tiene unas enormes formaciones rocosas que le dan nombre a la misma. Como estábamos en medio del mes de enero la playa estaba plagada de piedras, pero en verano se llena de arena.

El final del camino de Rambla De Castro en Tenerife hasta llegar al Hotel Maritim, solo lo hicimos los niños, Ravel el perrito, el abuelo de Néstor, Sandra y yo. El resto fueron a buscar el coche y nos recogieron unos minutos más tardes nada más llegar al hotel.

Como yo tenía mi coche en el Mirador de San Pedro regresamos allá y comimos algo antes de cada uno regresar a su casa.

Finalmente la ruta de la Rambla de Castro es un paseo excepcional y relativamente apto y sencillo para cualquier edad. Nosotros tardamos unas tres horas, ya que los niños iban parándose cada minuto para investigar cada rincón del sendero, pero creemos que a un paso ligero y sin prisas este paseo se puede realizar en una hora y media sin problemas.

wordpressadmin

wordpressadmin

LEAVE A COMMENT

Translate »
Scroll Up